¿Que móvil comprar? Guía Fácil 2017

Elegir qué móvil comprar no es tarea sencilla. Hoy en día encontrarás una enorme competencia entre los fabricantes, especialmente en la gama media, donde la relación calidad precio de los terminales es determinante para elegir el teléfono ideal. Si tienes dudas sobre cuál es el mejor smartphone para ti, no te preocupes: aquí tienes un artículo en el que hablaremos con detalle del tema. Así, ante la pregunta ¿Qué móvil me compro?, contestarla te resultará más fácil que nunca.

Mucha gente compra sus teléfonos sin tener claros algunos conceptos, llevándose luego una decepción porque su dispositivo no se adapta a sus necesidades. De este modo, haremos un repaso detallado de las diferentes especificaciones y características, que te ayudarán a establecer qué tipo de terminal te conviene más. Recuerda que, en el mundo de la tecnología, una decisión basada en información de calidad te ahorrará muchos disgustos.

Que movil me compro en 2017
Ante la enorme oferta de smartphones es vital no dejarse llevar solo por números y especificaciones

Presupuesto ¿Cuanto gastarme en mi móvil nuevo?

Esta es la primera decisión que tendrás que tomar, y que marcará una enorme diferencia. En un mundo tan competitivo como el de la tecnología móvil, pequeñas variaciones de 20 o 50 euros pueden ampliar o reducir el rango de terminales de forma drástica. Así, antes de seleccionar otros aspectos importantes, debes considerar cuánto dinero quieres invertir en tu móvil nuevo.

Te aconsejamos para no equivocarte que podrías cerrar un precio determinado con un margen del 20% de diferencia. Así, si tienes pensado gastarte 200 euros, podrías inclinarte por teléfonos de entre 160 y 240 euros. Con una horquilla más amplia tendrás ocasión de elegir diferentes móviles considerando la mejor relación calidad precio dentro de la gama que más te interese.

Establecer la cantidad de dinero que quieres gastarte es fundamental. Esto se debe a que, cuando empieces a mirar teléfonos, los fabricantes y operadores de telefonía móvil te abrumarán con anuncios, ofertas y prestaciones, lo que suele generar compras impulsivas.

Si tienes claro tu presupuesto, evitas ser víctima del marketing, logrando esquivar ofertas agresivas por debajo o por encima de precio. En ese sentido, ten presente que, en cuanto a tecnología, lo barato suele salir caro. Y que las marcas más caras no tienen por qué ser las mejores para ti.

Otro aspecto importante para tener en cuenta radica en determinar si ese dinero vas a orientarlo al mercado europeo o asiático. Aunque los fabricantes orientales, especialmente los chinos, te ofrecen auténticas gangas, conviene que recuerdes la importancia de que solo las tiendas españolas o europeas te ofrecen garantías conforme a la ley. Si no eres un usuario con un perfil avanzado, lo mejor sería que apuestes por la opción segura y compres en una tienda que conozcas.

Consejos sobre el Presupuesto
Para no pasarte y dejarte llevar por una compra compulsiva define tu presupuesto inicial y aplica un mínimo y máximo sobre lo que te vas a gastar

Tipos de Móviles

Profundizando un poco más allá del presupuesto, lo siguiente que tendrás que valorar es la gama de tu terminal. No tiene nada que ver elegir un teléfono de gama baja con un gama media. Y, por supuesto, no puedes esperar que éstos ofrezcan los mismos resultados que un gama alta.

En la mayoría de ocasiones, las diferencias pasan por los materiales de construcción, tecnología que integran o el diseño. En una minoría, sin embargo, la marca también implica un coste mayor que no siempre está justificado.

Gama Baja

Los teléfonos de gama baja son terminales de acceso, cuyas prestaciones son muy básicas. Se trata de dispositivos adecuados para jóvenes y mayores, pero también serán adecuados para ti si quieres comprar un smartphone básico que te permita llamar, enviar mensajes a través de una aplicación como WhatsApp y sacar alguna foto.

Destacan por tener precios muy bajos, siendo terminales capaces de desempeñarse bien en el día a día. Su rango de precios va, aproximadamente, de los 50 a los 150 euros.

Gama Media

Sin embargo, si te interesa más un gama media, debes saber que se trata de un teléfono mucho más competente. Lo normal es que la mayoría de usuarios pueda disfrutar de un terminal de este grupo, que incluye mejores prestaciones y cuenta con más potencia en casi todos los aspectos. Es importante que hiles fino en este apartado, ya que dentro de la gama media existe muchísima variedad. Los precios de estos dispositivos oscilan entre los 150 y los 300 euros, aunque hoy en día hay muchos compradores que amplían ese rango hasta los 400 euros.

Gama Alta

Aquí, poco importa el precio, aciertas seguro con tu elección. Los clientes de este sector de móviles más caros se mueven más por la predilección de una marca o modelo determinado que por sus prestaciones. A todos nos viene a la cabeza la eterna disputa entre el iPhone y el Samsung Galaxy por ser el mejor dentro de los móviles de gama alta.

Para nosotros, lo más importante es que tengas muy presente que ciertos terminales de gama media pueden cumplir perfectamente la función que necesitas, siendo los topes de gama teléfonos que buscan ser los mejores en todo.

Los gama baja suelen resultar algo más limitados, por lo que, a no ser que estés seguro de que lo que necesitas es muy básico, deberías considerar las otras gamas para tener mayor seguridad cuando estés decidiendo qué móvil comprar.

Tipos de moviles segun gama
Para la mayoría de compradores aconsejamos los dispositivos de media gama ya que pueden suplir perfectamente casi todas las necesidades sin hacer un gran desembolso económico.

Sistema operativo: Android e iOS

Otro punto clave para tener en cuenta en la compra de un terminal es el sistema operativo. Como ya te imaginas, hay enormes diferencias entre las dos opciones que más cuota de mercado tienen, y que son Android e iOS.

Por si esto fuera poco, cambiar de sistema operativo no es algo que vayas a querer hacer cada poco tiempo, ya que tus aplicaciones no son compatibles entre ambos. Esa es la primera razón por la que deberías considerar muy bien tu elección.

Android

Con respecto a Android, debes saber que es un sistema operativo cuyas principales ventajas son la ingente cantidad de aplicaciones con las que cuenta, que lo hacen extraordinariamente versátil.

Como tal, podrá adaptarse mejor a tus necesidades comunes, siendo muy personalizable y funcional. Con todo, su principal inconveniente radica en que, como sistema más extendido, los fabricantes tienden a implementar capas de software propio por encima que afectan al rendimiento del teléfono.

Lo que no te debe preocupar es el sistema operativo que viene instalado de fábrica pues, en el momento de compra del móvil, la mayoría de marcas de telefonía se comprometen a que el smartphone se actualizará a la versión más reciente del sistema operativo que exista en el mercado en el momento de adquirirlo.

Esto se traduce en que, a día de hoy, muchos dispositivos comprados con Android Nougat 7.0 se actualizarán en un futuro a la versión más actual que es Android Oreo 8.0 con lo cual te beneficias de las innovaciones y mejoras que aporta.

¿Que sistema operativo me conviene comprar?
Tienes que tener muy claro el sistema operativo ya que después es muy difícil que cambies de uno al otro

iOS

En el caso de iOS, es un sistema operativo también muy sólido y seguro, contando con actualizaciones frecuentes por parte de la marca que lo respalda, Apple.

Aunque las aplicaciones que incluye son más restrictivas, están estupendamente optimizadas, y tienen todas las garantías que podrías esperar. Sin embargo, su debilidad radica en una menor capacidad de personalización, además de ser un software más exclusivo. Esto último se traduce en que solo podrás encontrarlo en los teléfonos iPhone, cuyo precio es bastante elevado.

En resumidas cuentas, si buscas versatilidad y una mayor diversidad de teléfonos entre los que elegir, apuesta por Android. Sin embargo, si lo tuyo es un sistema operativo sólido que cuente con más actualizaciones a largo plazo, iOS es la opción más acertada si te lo puedes permitir por presupuesto. Más allá de esto, no hay grandes diferencias en cuanto a la experiencia de uso cuando se trata de versiones puras de Android, por lo que no hay otros motivos para tener en cuenta.

Tipos de pantallas y tamaños

Quizás uno de los aspectos más infravalorados de los teléfonos móviles, pero que debería ser tu prioridad a la hora de decidir qué móvil comprar. El diseño, tipo de pantalla y tamaño del terminal define no solo la calidad de tu experiencia en el apartado audiovisual, sino que, además, implica importantes diferencias en cuanto a peso y usabilidad en mano.

Hoy en día el estándar más común de pantalla ha crecido hasta las 5,2 pulgadas, por lo que si buscas un teléfono de entre 5 y 5,5 pulgadas, es probable que encuentres algo que se ajuste bien a tus necesidades. Sin embargo, es esencial que consideres que los teléfonos de más de 5,2 pulgadas pueden resultar demasiado grandes para manejarlos con una sola mano, motivo por el cual se acuñó el término phablets para referirse a ellos (una mezcla de phone y tablet).

Por otra parte, aunque el terminal cuente con dimensiones reducidas, si pesa más de 160 gramos podría resultar un tanto incómodo, haciéndose más difícil sostenerlo durante períodos prolongados.

Por otro lado, los paneles más comunes hoy en día son los IPS y los AMOLED, dos estándares frecuentes para la mayoría de fabricantes (aunque existen otras alternativas, como la tecnología OLED de algunos gama alta).

Los paneles IPS reproducen mejor los colores, reducen los tiempos de respuesta táctil y, además, cuentan con mejores ángulos de visión.

Por su parte, los AMOLED son más finos, no necesitan retroiluminación y consumen menos energía en general, por lo que se consideran los de mayor calidad.

Si apuestas por un teléfono con una pantalla de entre 5 y 5,2 pulgadas, independientemente de que sea IPS o Amoled, probablemente te sentirás cómodo y obtendrás una experiencia de uso satisfactoria.

Si el diseño es algo que te preocupa mucho, los paneles AMOLED suelen acompañar a terminales más cuidados estéticamente aunque, en líneas generales, hoy en día su calidad no está tan alejada de los IPS.

Pantallas Flexibles
Muy pronto, probablemente en 2018, irrumpirán los móviles con pantallas flexibles que aportarán una mayor resistencia a golpes y caídas

Cámara de fotos

Aunque la cuestión de la cámara fotográfica solo preocupa a una parte de los usuarios, es positivo que te plantees si tiene importancia para ti. Olvídate de algunas ideas que parten de creencias populares, como que más megapíxeles implican una cámara mejor, ya que son otros parámetros lo que harán superior o inferior el apartado fotográfico de tu terminal.

En primer lugar, si las fotos son fundamentales para ti, deberías considerar al fabricante del sensor y la lente. Algunas marcas, como Sony o Leica, cuentan con calidades superiores en este ámbito, sirviendo las piezas de hardware a otros fabricantes para que las implementen en sus modelos.

Si el fabricante te resulta desconocido, es una buena medida que busques información por la red, ya que, en la mayoría de los casos, podrás ver ejemplos de esa cámara concreta en acción. En todo caso, cuanto más prestigio tenga el fabricante, más probable que te encuentres ante una buena cámara.

Con respecto a los megapíxeles, solo hacen referencia a la densidad de píxeles de tus fotos. Sin embargo, más importante que ésto, es el hecho de que el procesado sea bueno, ya que de poco sirven muchos píxeles con una calidad baja.

Los móviles con mejor cámara tienen una mayor apertura focal, dos lentes aunque también hay muy buenas cámaras con un solo sensor y, sobre todo, una magnífica construcción, aplicación de cámara y procesado de imágenes.

Camaras Duales
Los fabricantes de gama alta están optando en 2017 por montar dispositivos con cámaras dobles que dan como resultado fotografías muy llamativas y vistosas (zoom 2X, efecto bokeh, etc.)

Procesador

Este apartado hace referencia a la capacidad de tu teléfono para realizar operaciones complejas. Cuanto más rápida sea la velocidad del procesador (medida en GHz.) y más núcleos tengan, más operaciones podrá ejecutar a la vez. Puede parecerte algo irrelevante, pero, si apuestas por un modelo demasiado antiguo o sencillo, podrías encontrarte con un rendimiento pobre en las tareas del día a día.

Existen dos fabricantes principales de procesadores: Qualcomm y MediaTek. El primero goza de un mayor prestigio al ser utilizado por las principales marcas, teniendo más papeletas para ser una opción acertada. Qualcomm cuenta con la gran ventaja de proporcionar al fabricante el código fuente de sus sistemas, de manera que estos puedan actualizar sus equipos con más facilidad.

Por su parte, MediaTek ofrece soluciones más económicas y, por tanto, cuenta con enorme difusión en el mercado de móviles asiáticos y de gama baja. Sin embargo, no ofrece posibilidades de actualización salvo en raras excepciones. Su rendimiento no es necesariamente peor pero, sin embargo, es más probable que se quede obsoleto antes o que implique menos actualizaciones para tu terminal.

Si quieres una opción segura, Qualcomm es la mejor alternativa. Sin embargo, si el precio es un factor decisivo, puedes ahorrarte un buen pellizco acudiendo a MediaTek, aunque a largo plazo será peor.

Con respecto a marcas que fabrican sus propios procesadores, como Huawei con su Kirin o Samsung con su procesador Exynos, su calidad irá siempre ligada al prestigio de la marca y nunca fallan pues quien mejor que ellos para integrar su procesador en su smartphone de forma que el rendimiento sea excelente. Sin excepción.

Procesador - Guia de compra de telefonos
El procesador es un factor importante pero no determinante. El rendimiento tienes que verlo en conjunto con la memoria RAM y la de almacenamiento

Memoria RAM y almacenamiento interno

Es muy habitual que a los compradores les preocupe la memoria RAM del teléfono, que hace referencia a los accesos a la propia memoria del teléfono: abrir aplicaciones, navegar de una a otra o disfrutar de un juego, no es algo a lo que hoy en día debas prestar excesiva atención.

El apartado del hardware determina la velocidad de tu teléfono, es verdad. Sin embargo, a partir de los 2 GB de RAM, la mayor parte de smartphones tiene un desempeño excelente.

A la hora de adquirir tu móvil nuevo, deberías considerar el uso que vas a hacer de él. Si vas a utilizar muchos juegos, aplicaciones, multitarea o realidad virtual, una buena memoria RAM te garantiza mejor experiencia. En ese sentido, deberías añadir al modelo un buen almacenamiento interno, que te vendrá de maravilla. Considera 2 GB de RAM y 32 de almacenamiento un punto de partida seguro.

Recuerda que, aunque a los fabricantes les interese hacerte creer que más es siempre mejor, una cantidad excesiva de RAM podría conducir a consumos más altos de batería. En ese sentido, una decisión inteligente si buscas una estupenda experiencia de usuario, consiste en moverse entre los 3 y los 6 GB de RAM. Con respecto al almacenamiento, los 64 GB parecen una cantidad adecuada para la mayoría de usuarios, aunque 128 puede servir bien si sueles guardar mucho contenido en tu terminal.

Como última consideración, ten presente que el almacenamiento interno es costoso. Por esto, si quieres un consejo para ahorrar dinero, apuesta por terminales que permitan integrar tarjetas de memoria: te costarán menos dinero y te harán el mismo servicio. Las versiones de 256 GB de almacenamiento, aunque te garantizan espacio para lo que necesites, casi siempre se te quedarán grandes. Es un gasto innecesario.

Ampliacion de memoria mediante tarjetas Micro SD
Los modelos que permiten ampliar el almacenamiento mediante tarjetas Micro SD pueden ser una buena elección en tu compra

Batería

Con independencia de que busques un teléfono para jugar, llamar o solo enviar mensajes, la batería debería ser uno de los apartados que tuvieses en mayor consideración. Aunque todos los teléfonos cuentan con una batería de cierto amperaje, fiarse por los números puede conducirte a cometer errores en la compra. Hay topes de gama con menos de 3.000 miliamperios de batería, mientras que algunos teléfonos de gama baja incorporan más de 4.000 con resultados pobres.

Que la batería sea de una marca de móviles reconocida es un buen punto de partida. Si el fabricante no tiene un cierto prestigio, lo más probable es que nos encontremos ante una carga más lenta, problemática o, en resumidas cuentas, un tiempo de vida más corto con cada ciclo.

Si quieres acertar con el móvil que vas a adquirir, también es bueno que escojas un teléfono con un amperaje potente. A partir de los 3.000 miliamperios la batería dará mejor resultado, pero, sobre todo, busca modelos que cuiden el sistema operativo, capa de personalización y el equilibrio entre el tamaño de pantalla y los miliamperios (mAh.) de la batería. Un software bien optimizado siempre generará consumos de batería menores y, por lo tanto, nos rendirá mucho más cada carga. De este modo, más miliamperios con peor optimización significan un resultado peor, siempre.

Es interesante también tener en cuenta si el smartphone cuenta con carga rápida o inalámbrica.

Bateria Samsung Galaxy S8
Los fabricantes estan incorporando nuevos avances que permitan ahorrar en el consumo de la batería como por ejemplo el modo “Always On” de Samsung que permite ver el nivel de carga, hora y notificaciones en pantalla sin necesidad de encenderla (con el consiguiente ahorro de energía)

Otros aspectos relevantes a tener en cuenta

Un último punto que puede determinar la compra de un teléfono concreto es el referente a apartados que, sin resultar indispensables, sí agradecerás tener. Ejemplo de ello son aspectos como la carga inalámbrica, que suelen integrar los buques insignia de las compañías dedicadas a la producción de teléfonos inteligentes.

Lector de huellas

Hoy en día es habitual encontrar modelos con sensor de huellas, una medida de seguridad que todo el sector ha abrazado y que te será muy útil tener ya que permite desbloquear el terminal de una forma segura, cómoda y rápida.

Sonido

El audio es otro apartado interesante y decisivo para muchos: recuerda que el doble altavoz frontal es siempre la mejor opción si buscas una estupenda experiencia sonora. Valora también la posición del mismo pues dependiendo de donde esté ubicado puede facilitar más o menos que lo tapemos por error y por tanto, perdamos calidad en el sonido.

Carga rápida

Un apartado especialmente interesante es la carga de la batería. Aunque a muchas personas no les preocupa demasiado, la carga rápida es una ventaja enorme que te ahorrará tiempo y te dará mayor seguridad.

Esta funcionalidad suele estar presente en teléfonos de cierto precio a partir de la gama media, pero, si apuestas por ella, asegúrate de que el cargador adecuado viene incluido con la compra del terminal, pues no siempre es así.

NFC

Con respecto a la conectividad, funciones como el NFC te permitirán la transferencia rápida de datos o el pago en muchos establecimientos con sistemas contactless. De este modo, es una ventaja cada vez más demandada y que, además, ganará presencia como utilidad en el futuro. Por este motivo, no deberías renunciar a ella, ya que el chip NFC no es costoso.

Resistencia al agua y polvo

Por último, un punto muy interesante para cualquier teléfono es la resistencia al polvo y al agua. Si vives en una zona lluviosa o vas a someter tu teléfono a zonas con polvo, conviene que adquieras un terminal con estas resistencias. Gracias a ellas, podrás someter tu teléfono a niveles de estrés más altos y, adicionalmente, su resistencia a las inclemencias del tiempo aumentará. Además, podrás disfrutar de utilizar la pantalla incluso si llueve. ¡No hay nada mejor que eso!

Que movil compro con resistencia al agua
El certificado IP68 significa que el smartphone es resistente al agua hasta metro y medio de profundidad un máximo de 30 minutos

Recomendaciones para saber qué móvil me compro

En resumen, hay algunas claves que podrías tener en cuenta y que, sin lugar a dudas, te ayudarán a decidir el terminal adecuado para ti:

  • Si eres un usuario básico, que busca poco más que llamar, enviar mensajes y búsquedas puntuales por la red, apuesta por un terminal de gama baja. Céntrate en que tenga una batería decente y, sobre todo, en que el sistema operativo esté bien optimizado.
  • Si te parece que no eres un usuario exigente, pero te gustaría ahorrar algo de dinero, apuesta por un gama media. En líneas generales, cualquier modelo dentro de esta gama de una marca reconocida te irá estupendamente. Como puntos fuertes, busca la carga rápida, el nuevo estándar de USB tipo C y, por supuesto, cualquier otro aspecto de los comentados.
  • Si buscas jugar a menudo o un alto rendimiento, encontrarás tu móvil perfecto en la gama media-alta y alta. Puedes encontrar dispositivos que, al ser desbancados por el lanzamiento de su nuevo modelo bajan de precio y son los considerados “gama alta a precio de gama media”. Un sistema iOS te reportará menos personalización, pero te dará diseño y actualizaciones de por vida. Mientras, un sistema Android te aportará personalización y un considerable ahorro, ya que tendrás más teléfonos entre los que elegir con características y rendimiento similares que prácticamente compiten solo por precio.
  • Si te gustan mucho las fotos, elige terminales con dos cámaras y con resistencia al polvo y al agua si no sabes qué móvil comprar. Cuanta mayor apertura focal del sensor, más opciones tendrás. No olvides la importancia de un flash en la parte frontal si eres un apasionado de los selfies.